www.elboletin.com

Foxygen revive a los clásicos en ‘Hang’

Foxygen
Foxygen
El dúo californiano se apunta a la tendencia del revisionismo del pop orquestal en su álbum más reciente.
Imposible no quedarse prendado desde el minuto uno de ‘Hang’, el nuevo disco de Foxygen, un estudioso dúo californiano, cuya colección de vinilos debe ser una de las mejor nutridas del planeta. Y que, además, parecen haberla escuchado lo suficiente como para conocer casi todos los trucos que hicieron famosos a sus bandas y solistas favoritos de todos los tiempos.
 
Está todo ahí. O casi. Esa orquesta 'analógica' con violinistas e instrumentistas de viento que trabajan a toda maquina, esas melodías bailables y elegantes que parecían perdidas para el pop desde la década de los setenta. Y hasta esa voz cavernosa que, a ratos, suena, como el Mick Jagger, doliente de ‘It´s Only Rock and Roll’ y, a veces, como el Freddie Mercury comedido de los años buenos de Queen.
 
Pero el listado es tan amplio que resulta inabarcable. Hay momentos, en los que nos parece escuchar alguna canción perdida de las sesiones del primer lp en solitario de Peter Gabriel, aquel que produjo Bob Ezrin. Y otros en los que da la impresión de que acabamos de encontrar una maqueta perdida de Randy Newman. Y así hasta el infinito.
 

 
La fascinación se inicia con la grandiosa ‘Follow The Leader’, el primer single del disco y mi canción favorita del álbum por el momento. Un medio tiempo cálido, rítmico y grandilocuente, gracias a esa melodía sencilla pero elegante y al fascinante ropaje orquestal que la acompaña. Se trata de un buen aperitivo de lo que vendrá después y de una carta de presentación honesta.
 
Gusta y cae bien esta pareja de músicos atentos, procedentes de Westlake Village, California, que se embarcaron en esta aventura común en 2005 y han publicado ya cinco discos desde entonces. Algunos reverenciados por la crítica y otros, como este del que nos ocupamos hoy, recibidos con cierta división de opiniones.
 
Una circunstancia que quizá no sea demasiado relevante para Jonathan Rado y Sam France, los dos componentes de Foxygen, ni tampoco para Trey Pollard, el cómplice necesario e imprescindible que ha encontrado está pareja en el proceso de producción de ‘Hang’, como encargado de los arreglos y los fondos orquestales que le otorgan una personalidad diferenciada a este álbum.
 

 
Quizá sea cierto que quizá la mayor originalidad de estos 32 minutos de música repartidos en ocho canciones, es que hay muy pocos pasajes que no evoquen algo. Como si esa presunta ausencia total de ideas musicales propias, fuera en realidad una opción deliberada y los Foxygen se hubieran propuesto justamente eso. Sonar a un montón de cosas distintas para no sonar como nadie en concreto.
 
Y aún así, cuesta mucho levantar la cabeza y desprenderse de todas la buenas sensaciones que está música, terriblemente adictiva, nos provoca. Se necesita un ejercicio intelectual y muy consciente para desacreditar este universo sonoro, porque está compuesto por una precisa combinación de elementos que amamos, que funcionaron y que funcionan. Aunque conviene ser consciente de que buena parte del oro que, es cobre bañado en purpurina.
 
Pero, amigos, hablamos de música pop. De esas canciones pensadas, sobre todo, para proporcionar al oyente un método rápido y efectivo de evasión que le permita abandonar la realidad inmediata. Como el viejo cine de palomitas y todo ese entretenimiento amable y que le reconcilia a uno con el mundo que parece haberse perdido en los últimos años.
 
Así que más vale que no nos pongamos trascendentes. Lo mismo esto no es una obra maestra, ni los Foxygen son esa banda que va a cambiar para siempre los parámetros estéticos del pop, ni va a marcar una nueva época. Pero, amigos, ‘Hang’ es un discazo. Uno de esos como los de antes. Y no desentona en esa estantería en la que tienes algunos de los vinilos que más han desgastado las terribles agujas de zafiro. ¿Qué más quieren con la que está cayendo?
Foxygen
Foxygen

Rafael Alba

No fui fotógrafo de "Playboy", pero sí hice allí entrevistas y artículos. Escribí sobre música en "Diario 16", "Geo", "El Gran Musical", "ZZPOP", "Audioprofesional", "Sterofonía" y "Backstage". En "El Economista", "America Económica", "Cuba Económica" y "La Revista de la Bolsa" intenté aprender economía. En "El Boletín" me metí en política. Y ahora he vuelto a lo mío. Pero lo que más me gusta es tocar la guitarra, así que no es raro verme subido al escenario de algún club…con Las Dos en Punto, por ejemplo.

Google Plus de Rafael Alba

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.