www.elboletin.com

'Una corona para Claudia', un musical sobre los dilemas de los 'millennials'

Una corona para Claudia
Una corona para Claudia
Iker Azkoitia, un artista de 29 años, escribe, compone, dirige y produce este interesante musical de pequeño formato que puede verse ahora en el Teatro Alfil.
Una corona para Claudia
Una corona para Claudia
Los protagonistas de 'Una Corona para Claudia', un musical de pequeño formato que puede verse ahora en el Teatro Alfil, están en una situación crítica. Son jóvenes, no tienen un trabajo digno, sufren mal de amores, se sienten poco comprendidos por sus familias y conviven de forma cotidiana con una sensación de amarga soledad. ¿Les suena? Probablemente, todos aquellos que forman parte de la llamada de la generación 'millennial', es decir quienes tienen entre 18 y 35 años, sepan muy bien de qué se trata.
 
¿Y cómo suele reaccionar este colectivo ante la dureza de la realidad a la que se enfrenta? Pues la mayoría opta por evadirse, por esconderse tras sus teléfonos móviles, tirar de 'porros' o convertirse en adictos a las series televisivas de éxito en EEUU y el resto del mundo como Juego de Tronos, American Horror Story o The Walking Dead. Al menos, esta parece ser la versión de la realidad que Iker Azkoitia, el autor y productor de esta tragicomedia, que también hace funciones de intérprete, ha querido reflejar en este interesante musical.
 
Aunque no todos los 'millennials' se comportan igual y si lo hacen, pueden producirse acontecimientos inesperados que contribuyan a despertarles de este letargo autoinducido. En este caso, el elemento discordante en ese comportamiento homogéneo y que acabará por cambiarlo todo, es Claudia la protagonista de esta historia. Una huérfana que se enfrenta a un problema aún más grave que los que afectan al resto de los personajes que, a pesar de todo, mantiene una actitud optimista ante la vida.
 
Ella prefiere disfrutar las cosas buenas antes que rendirse ante las dificultades de los momentos. El resto, Adrián, Ifi y Pedro, tienen miedo, son inseguros y prefieren acomodarse vivir sin arriesgarse y sin perseguir los sueños. Pero la vitalidad de Claudia y su filosofía optimista iluminará el camino oscuro de sus amigos, les ayudará a aparcar el miedo y buscar la felicidad. Y eso que Claudia, y no vamos a hacer 'spoilers', es probablemente el personaje que mayor motivo tendría para abonarse al nihilismo.
 
Claudia decide emplear un viaje para escapar de su tediosa vida y se encuentra con sus compañeros de aventura gracias a un anuncio en BlaBlaCar. Este el el punto de encuentro de todos ellos y el inicio de un viaje que no es solo físico, si no también emocional y que les obligará a tener que decidir entre evadirse o enfrentarse con la vida.
 
A pesar de la dureza de los temas que aborda y de la seriedad de su planteamiento, 'Una corona para Claudia' resulta fácil de disfrutar, gracias a la agilidad de los diálogos, la ironía, el humor y, por supuesto, las canciones, muy bellas y perfectamente integradas en la trama, que han sido compuestas a medias entre Iker Azkoitia y Ricky Fan que ejerce también como pianista y, además, interpreta a Yu, un curioso personaje que actúa como un contrapeso cómico que el público agradece.
 
Junto a Azkoitia y Fan, este musical se beneficia de la presencia de otros tres actores, que en el día en el que asistimos a la representación fueron Eva Ramos, Laura Ledesma y Jaime Riba, que son capaces de dotar de gran profundidad y veracidad a sus personajes. Además, cantan bien, sus voces empastan perfectamente, pero, en mi opinión, se pierden algunos matices por la falta de un equipo de sonido. Aquí se canta, se toca y se interpreta todo a 'pelo'.
 
Pero no hay obstáculo que frene a un elenco que se compromete por completo con la historia que cuentan. Además la escenografía es minimalista, pero sus pocos elementos están aprovechadas con inteligencia. Bastan uno pocos taburetes para transformar el espacio y convertirlo a lo largo del espectáculo en un coche, una floristería, un tronco del bosque, una hoguera y un escenario de karaoke.
 
En definitiva 'Una Corona para Claudia' es, desde mi punto de vista un musical, fresco, y entretenido que, además, aborda, como hemos dicho antes, con honestidad y sin exceso de azúcar, los dilemas de la generación del milenio.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.